¿Qué es coaching?

El coaching es un profundo y apasionante proceso de auto-descubrimiento, conocimiento interno y liberación, donde te darás la oportunidad de reescribir tu mejor Yo.

Me parece muy buena la definición de la International Coaching Federation (ICF): “El Coaching profesional consiste en una relación contínua que ayuda a obtener resultados extraordinarios en la vida, profesión, empresa o negocios de las personas. Mediante el proceso de coaching, el cliente profundiza en su conocimiento, aumenta su rendimiento y mejora su calidad de vida.”

Pero yo le agregaría algo más. ¡El coaching es el arte de hacer preguntas! Es una relación de acompañamiento donde un coach, por medio de preguntas, logra que el coachee o cliente, encuentre las respuestas en su interior. Una buena pregunta, una pregunta poderosa, cuestiona la realidad que percibimos y nos hace ser conscientes de cosas que, aunque ya estaban ahí, no éramos capaces de ver.

El coach aporta el “know how» para que a partir de un buen nivel de escucha, se generen preguntas potentes. Preguntas en el lenguaje del cliente, sin juicios ni soluciones implícitas. Preguntas que incomodan (gentilmente) y que se proyectan hacia el futuro, hacia la posibilidad, hacia el reto, nunca hacia el pasado.

En cada sesión, el cliente elige el tema de conversación mientras el coach escucha y contribuye con observaciones y preguntas. Este método interactivo crea transparencia y motiva al cliente para actuar. El coaching acelera el avance de los objetivos del cliente, al proporcionar mayor enfoque y conciencia de sus posibilidades de elección. El coaching toma como punto de partida la situación actual del cliente y se centra en lo que éste esté dispuesto a hacer para llegar a donde le gustaría estar en el futuro. Siendo conscientes de que todo resultado depende de las intenciones, elecciones y acciones del cliente, respaldadas por el esfuerzo del coach y la aplicación del método de coaching.

¿Qué es coaching?

El coaching es un profundo y apasionante proceso de auto-descubrimiento, conocimiento interno y liberación, donde te darás la oportunidad de reescribir tu mejor Yo.

Me parece muy buena la definición de la International Coaching Federation (ICF): “El Coaching profesional consiste en una relación contínua que ayuda a obtener resultados extraordinarios en la vida, profesión, empresa o negocios de las personas. Mediante el proceso de coaching, el cliente profundiza en su conocimiento, aumenta su rendimiento y mejora su calidad de vida.”

Pero yo le agregaría algo más. ¡El coaching es el arte de hacer preguntas! Es una relación de acompañamiento donde un coach, por medio de preguntas, logra que el coachee o cliente, encuentre las respuestas en su interior. Una buena pregunta, una pregunta poderosa, cuestiona la realidad que percibimos y nos hace ser conscientes de cosas que, aunque ya estaban ahí, no éramos capaces de ver.

El coach aporta el “know how» para que a partir de un buen nivel de escucha, se generen preguntas potentes. Preguntas en el lenguaje del cliente, sin juicios ni soluciones implícitas. Preguntas que incomodan (gentilmente) y que se proyectan hacia el futuro, hacia la posibilidad, hacia el reto, nunca hacia el pasado.

En cada sesión, el cliente elige el tema de conversación mientras el coach escucha y contribuye con observaciones y preguntas. Este método interactivo crea transparencia y motiva al cliente para actuar. El coaching acelera el avance de los objetivos del cliente, al proporcionar mayor enfoque y conciencia de sus posibilidades de elección. El coaching toma como punto de partida la situación actual del cliente y se centra en lo que éste esté dispuesto a hacer para llegar a donde le gustaría estar en el futuro. Siendo conscientes de que todo resultado depende de las intenciones, elecciones y acciones del cliente, respaldadas por el esfuerzo del coach y la aplicación del método de coaching.

Dear Self: "Ten claro que a la cima no llegarás superando a los demás, sino superándote a ti mismo".

Anónimo

Haz tu Cita



Pin It on Pinterest